Viajar en tren es una de las opciones preferidas por muchos usuarios de transporte como opción a otros medios. Sabemos que es un medio con un algo de nostalgia, pero sin duda alguna es algo diferente a la aviación con sensaciones diferentes, si uno está dispuesto a valorar menos el tiempo a favor de la calidad.

Los trenes de hoy en día y en particular los de alta velocidad ya no son los de antes, quizá sean más lentos que un avión, pero también es cierto que las comodidades que ofrecen sus estaciones y acceso a los vagones son más amables y menos estresantes. Ni que decir tiene de las ubicaciones de las estaciones que te llevan hasta el centro de las ciudades.

Debemos destacar que algunas estaciones de tren son unas joyas del arte y por lo tanto desde la llegada nos estaremos deleitando en un ambiente creativo e histórico.

En muchos trenes hoy en día y en particular los trenes de alta velocidad, disponemos de un servicio de cattering parecido o incluso mejor que en los aviones, hasta el punto que los carritos o trolleys que sirven la comida son embarcados con precintos de seguridad para su control alimentario y correcta gestión de la venta abordo.