Seguir un protocolo de trabajo adecuado es un factor fundamental en un laboratorio. Los precintos de seguridad cobran protagonismo en este espacio de trabajo, ya que las sustancias que se manejan y los residuos que se generan pueden provocar daños a la salud y al medio ambiente si no se tratan con las precauciones necesarias. Crear un entorno aséptico es una de las máximas prioridades de las personas que trabajan en un laboratorio, ya pertenezca a la industria farmacéutica o a la química.

Existen una serie de normas generales que deben cumplir los profesionales que desarrollan sus tareas en estos lugares de trabajo. Por ejemplo, es básico utilizar kits para toma de muestras. Con estos sacos precintables, que pueden ser transparentes u opacos, se garantiza que las muestras recogidas permanezcan en una atmósfera esterilizada. Además, los precintos personalizados con los que se cierran estos envases, de igual numeración y diferente color, permiten asociar esas muestras a una identidad concreta y evitar así que se produzcan confusiones.

En Royal Pack, como expertos en productos de seguridad, sabemos que la utilización de recipientes y precintos que aseguren las medidas higiénicas y de protección es un aspecto muy importante para nuestros clientes. Los botes autoprecintables son unos envases muy demandados por los laboratorios. Y es que se trata de la forma más limpia de recoger muestras líquidas. Su especial morfología, con tapa y precinto incorporado al cuerpo, permite que el proceso en el que se emplea este producto sea fácil y rápido. Su condición hermética es una característica muy destacable. Además, es un envase apto para uso alimentario.

El manejo de productos químicos es una de las tareas más delicadas en un laboratorio. Y es que existen agentes tóxicos para la salud de las personas que pueden causar graves daños en el organismo. Por este motivo, antes de utilizar cualquier producto, es fundamental consultar las indicaciones impresas en los precintos de seguridad. Contar con unas etiquetas de seguridad adecuadas es, por tanto, algo vital. Además de ofrecer información sobre el contenido del envase, facilitan su almacenamiento clasificado. Las etiquetas en los contenedores de residuos también son elementos de gran importancia para realizar correctamente la acumulación de desechos.